¡Viva el sexo sin compromiso! ¡Viva la búsqueda del placer!

Si nos conocemos de una noche, está mal. Si nos conocemos desde hace más tiempo pero aún no ha ocurrido nada, está mal. Si no quiero llamarte mañana, está mal. E incluso si sé que quiero llamarte mañana, está mal. A veces una cuestión tan fácil como tener sexo se complica hasta límites que rozan…